martes, 11 de abril de 2017

RUTA CAUCE RIO GIBRANZOS



RUTA CAUCE DEL GIBRANZOS

Fecha: 10 abril 2017
Lugar: entorno de la Cumbre.
Equipo: verano.
Componente: Andrés.
Duración: 2 horas.
Longitud: 7 kilómetros.
Dificultad: media.
Tiempo: sol, 28º.

Recorrer los caminos y entornos de siempre es agradable, más en primavera cuando todos los sentidos se recrean junto con los buenos recuerdos.
Hacía calor de verano, eran las 15,30 horas, pero el camino se hacía llevadero entre callejas de piedras, rodeado de silencio, de esquilas suaves y cantos de pájaros ligeros.
Dejé las callejas, atravesé sin saltar una pared gracias al ingenio y la sencillez de antiguos constructores que hacían más fácil el caminar, en una época donde el principal medio de transportes eran los pies y me dirigí al cauce del rio Gibranzos en la finca de Martín Rubio.
Era verde el campo, pero tenía sed, las flores casi marchitas y otras sin atreverse a mostrar todos sus encantos. Ya cerca del río, las retamas y cantuesos si lucían todos sus colores para dar sentido a esta estación que hace del entorno un mosaico digno de cualquier pintor.
En el cauce del río la vida aparece, el silencio se rompe sin estridencias con la corriente, el verde es diferente, cantan más alegres los pájaros  y se relaja la mente.
Cauce arriba, cruzando de una orilla a otra, cogiendo maitines y disfrutando del tiempo sin aditivos ni complementos. Dos kilómetros más arriba, donde se encajona el cauce, subí por los riberos hasta  llegar al camino más cerca ya de La Cumbre, donde llegué a las 5,30 y rompí mi silencio.
EN EL SUELO

POR LA PARED

POR CASUALIDAD

LLEGANDO

EN EL CAUCE

EN OTRO LADO

SUBIENDO

MAS ARRIBA

EN EL MEDIO

UN REMANSO

ENTRE CANTOS

MAS SALTOS

SIN PARAR

OTRO SALTO

SALTO Y REMANSO

ENTRE MAITINES

RIBEROS MAS ALTOS

DEJANDO EL CAUCE

DESDE ARRIBA

PARADA Y TRAGO

CANTUESOS

PRESA DE MOLINO

RUINAS DE MOLINO

PUENTE VIEJO

OTRO MOLINO

DESDE OTRO LADO

lunes, 3 de abril de 2017



RUTA JUNTA DE LOS RIOS TAMUJA-MAGASCA

Lugar: Santa Marta de Magasca
Fecha: 1 abril 2017
Componentes: Andrés y club de Santa Marta
Dificultad: media-baja.
Longitud: 12 kilómetros.
Equipo: invierno-primavera.
Tiempo: despejado, 10º/18º

Buen comienzo de la ruta con un suculento desayuno por deferencia del Ayuntamiento de Santa Marta de Magasca.
Algún que otro conocido de otras jornadas senderistas o de Cáceres, con lo que el recorrido se hizo más ameno y distendido.
Después de recorrer un kilómetro por la carretera de Monroy, continuamos por la finca de Mohedas .El mismo itinerario que seguimos cuando fuimos hasta Monroy para llegar en otra etapa a Serradilla.
Dejamos las sendas más transitadas y continuamos entre escobas florecidas, encinas y cantuesos que alegraban nuestra mirada y permitían inmortalizar esta jornada. Desde lo alto se podía contemplar un magnífico meandro del río Tamuja y pronto también la junta de los ríos Magasca y Tamuja. Descendimos hasta las orillas y a las 11 horas regresé junto a otros dos senderistas  que querían  llegar pronto a Cáceres.
Maravillosas vistas de nuestros entornos, coronadas del colorido primaveral, de la transparencia del horizonte y de la gente sencilla que ama sus paisajes.
DESAYUNO

CAMINOS

SENDERISTAS

SOMBRAS

RECUERDOS

CANTUESOS

FLORES DE ENCINAS

SIN CAMINOS

MEANDRO

EL MISMO

MAS CERCA

FLORES

LUIS Y ANDRES

MAS FLORES

JUNTA DE LOS RIOS

FINAL

sábado, 18 de marzo de 2017

RUTA EMBALSE DE LANCHO


RUTA EMBALSE DE LANCHO
Lugar: Malpartida de Cáceres
Componentes: Bernardo y Andrés
Duración: 3 horas
Distancia: 12 kilómetros
Equipo: primavera
Tiempo: soleado, 19º
Dificultad: baja


A las 8 horas salimos dirección de la churrería para reponer fuerzas y comenzar la ruta con energía.
Nos dirigimos a la estación de Arroyo-Malpartida y después de contemplar el lavadero de lanas de San Miguel, fuimos a disfrutar con todos los sentidos de otro maravilloso paisaje de este entorno privilegiado, natural y lleno de vida.
Molinos de agua, ruinas de balnearios, corrientes cristalinas, puentes, embalses, barruecos con formas de sueños, cantos de pájaros salvajes. Todo en perfecta armonía, sin aditivos, vigilado de cerca por una arcaica vía que pocas veces rompe el silencio cada día.
Sobran las palabras, el cielo nítido, las aguas tranquilas, retamas florecidas, preludio de una primavera cercana que se refleja en estos parajes sin prisas.


B

A

COSAS DE VIAS



A  Y VIA

B Y VIA


LAVADERO SAN MIGUEL

UN DESCANSO

DETALLE

INTERIOR

DETALLE

A

A

AGUA

TUMBA

SUEÑO

AGUA

MAS AGUA

MOLINO

BALNEARIO LA GEGOSA

AZUD

OTRO PLANO

CIGUEÑA

CORRALADA

A

NIDO

MURO

ORILLA

PUENTE

RIO CASILLAS

CORRIENTE

EL PUENTE

AGUA

INFORMCION

COMIDA

FLORES DE RETAMA

MAS AGUA

CHARCA DEL LUGAR